Return to site

Add a Blog Post Title

          Finalmente recupero después de una larga enfermedad tan  aburrida!  ¡Hooray!  Pero, quedar en la cama me da tiempo para leer un libro que me da mi mentor de Pranayama, *Western Body, Eastern Mind*.  Estoy leyendo sobre las chakras, muy interesante, y pienso que haya una conexión entre la cortina a mi occipucio y mi primera chakra.  Entonces, hice un ejercicio para la primera chakra (que podés hacer tu mismo, es diviertiendo): dibujá tu cuerpo.
          Y el cuerpo pensé, "I cannot *possibly* be drawn unless you have a big piece of dark crimson silk!  And then you still can't draw me, because I am not a drawing!  I am what happens when you wave the silk around in the air and wrap it around things!"
Oh.  Ok, cuerpo!  Y después pensé, el cuerpo es la mujer y la menta es el hombre, que bailan (ojalá) juntos.  Pero la menta es el jefe, que dice al cuerpo lo que hacer.  Y inmediatemente, mi cuerpo se siente irritado por esta idea.  Y me recuerdo, ah no, es una *conversación*, perdón.  Mis bailarinas favoritas tienen, a menudo, la mano superior...recuerdo una tanda que vi cuando estaba nenita, entre Sandrita y Alejandro, en que me di cuenta, "wait a minute...SHE'S leading HIM!"  Las mujeres de energías poderosas son mis favoritas bailarinas.
           Pero...después pensé otra vez en mi modelo de cuerpo como seda roja en el aire, y me di cuenta que no tuve una *cabeza* en este modelo!  "¿Por qué, cuerpo?  Por qué no tenés una conexión fuerte con la cabeza? Cómo pensás de bailar, sin cabeza?"
Y tuve un diálogo entre cuerpo y cabeza.  O, ok, el cuerpo habló, y dijo:
           My head has to take into consideration the outside world, but my body feels only itself.  My body believes, "if it feels good, it *is* good, and I must have it."  My body speaks very loudly to my head and makes it do what it wants.  I remember when I was a baby, Alejandro said to me, "in Argentina, we learn very quickly to let the woman have whatever she wants!"  —And it is the same way between my head and my body.  My head trusts my body and lets it have whatever it wants because it knows that the body never steers it false.  As long as the body is in charge, everything turns out well.  My head follows my body.
           Pero el *cuerpo* no lleva la *cabeza*!  Y por eso, no es una *conversación*.  La cortina al occipucio es una manifestación física de algo de la menta.  "¿Por qué, cuerpo?"  "—Because I do not trust the mind.  I am afraid to give up control to something untrustworthy."
          Estaba una sorpresa para mí!  ¿Beh?  Particularmente porque, sé bien que este cuerpo se encanta bailar, y entiende que necesita una pareja por eso.  Díme más, cuerpo!  Y me dijo eso, que no puedo cambiar, porque el cuerpo no miente:
          Every time I trust the mind (me dijo el cuerpo), it ends up hurting me.  Something goes wrong.  When I follow the mind, bad things happen.  When the mind follows me, all is well.
          Pero en este modelo, no estás *bailando* con la cabeza, cuerpo, se dije.  Bailar es compartir, confiarse, discuchar, revelar, conectar!  Es diferente de "controlar."  Y de qué la idea de la danza de mente y cuerpo como la propia danza, entre las mujeres y los hombres?
          It is the same (me dijo el cuerpo).  As a woman, every time I trust a man, bad things happen.  They end up hurting me.  This is why it is hard to engage in an actual dance with them.  When I follow myself only, I do not get hurt.
          Pero así, no bailás, cuerpo....
          Oye!  Muchas cosas vienen desde la caja de Pandora!  Pero no puedo remplazarlos, porque es claro a mí que sin tener estas cosas en mis manos, y aceptarlos, no me voy a desenredar la maraña al occipucio, y sin desenredar, no tengo esperanza de un cuerpo relajado y conectado (con la tierra, con el mundo, con su mismo, y con un otro), y sin este cuerpo, no puedo bailar.  Ugh.

Este domingo tengo un all-day workshop de Qi Gong, la danza de los dragones.  Tal vez es perfecto para ahora: moverse el Chi con fluideza en el cuerpo y el espíritu, confiarte en tu misma, y, con suerte, conectar todos los pedazos!  El cuerpo y la cabeza, una sola cosa, que se llama una persona.

Por Una Cabeza.  Carlos Gardel, Alfredo le Pera.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly