Return to site

Add a Blog Post Title

Rafael escribe que la milonga es un templo.  Con todo respecto, no estoy de acuerdo.  (Tal vez es ok como "templo de tiemple" para jugar con palabras.  Pero aún eso no es correcto.)

En el sentido de que, tenemos muchos templos por todas partes, sí, según me una milonga es seguramente un templo.  Pero también un templo mi alfombra de yoga, mi cinturón de karate, un campo de flores, mi violín, mi mesa de masaje, la trés vielle rue Mouffetard a Paris en que hacía la compra y charlaba con las viejas...el café a Venecia en que pasaba muchas oras compañeras...el hospital...una biblioteca...en realidad, tenemos templos en cualquier lugar o objeto que nos prepara para conectar con algo más grande de nosotros.

El peligro en llamar la milonga un templo es de crear algo de sacrosanto así y, por eso, crear algo de inflexible, intocable, algo *no para el ciudadano medio*.  Y la magia de la milonga es el inverso!  Es la magia de tocar, de conectar, de encontrar lo que es grande y real adentre de cado ciudadano medio.  Es la magia de tener nos mismos el poder de cambiar nuestro mundo.  ....Venés desde un país católico; probablemente entendés bien como es la relación con Dios (o "los dioses") cuando Dios vive en una casa demasiado elegante!  "No es para mí, este Dios," pienso yo cada vez en que entro en una catedral católica.  "No estoy suficientemente elegante!"

La milonga es para los hombres normales de carne y de sangre, que quieran buscar, aprender, entender, sentir una conexión con...algo....

....Que pueden encontrar uno en los otros.  En bailar, en oír la música desde el corazón de un compadre aún que están separados para tiempo (no supiste q estoy muy bien amigos con Hector Varela? :) no supiste q mi mejor amante es Carlos Gardel?...), en charlar sobre las pequeñas temas cotidianas...  Dios es acá, en nosotros, y en nos esfuerzos de sentirnos una parte más integrada con nuestro mundo.

Entonces.  Quería decir que, no un templo, pero el Simposio de Plato, así es una milonga!  [Pero con mujeres.  Oh Plato.  Sos tan gay.]  Un foro en que diferentes ideas, experiencias, y vidas se pueden conectar, intercambiar, y inspirar unos a otros.

Tal vez.

O tal vez es el Coliseo, una arena para un brutal y violento deporte de sangre, con una grande audiencia despiadada...

O un laboratorio de química...

O quizás la más correcta cosa que puedo decir es: la milonga es algo de diferente para cada persona, para cada noche, y lo que podemos esperar es que, con suerte, un poco de MI realidad coincide con un poco de TU realidad, para un poco.

Y entonces, bailamos.

Plato's Symposium.  In Our Time.  BBC Radio 4.  [Discussion by several professors.]

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly